trio chili

Mateo Rodríguez

Bandurria y tres cubano

Nacido en Essen-Steele (Alemania), aunque aún muy pequeño, su familia decide volver a sus orígenes en la Alpujarra Granadina, para un poco más tarde, trasladarse definitivamente a Granada. Allí su madre como actividad extraescolar decide apuntarlo a la rondalla del colegio Genil, donde por necesidades de la misma comienza tocando el laúd: “mi madre me apuntó porque hiciera alguna actividad después del colegio”.

En su verano previo a la entrada en la  Universidad descubre una bandurria en casa de su tío que le despierta  una atracción e interés de tal manera, que le hace sumergirse de lleno en su aprendizaje, desarrollando en esta época de encuentro con el resto de miembros del grupo, un virtuosismo reconocido por mucha gente.

Tras el paso por varios grupos granadinos, el camino de su inquietud musical se abre, y comienza a investigar otros instrumentos como el laudín y el tiple colombiano que le hace llegar un amigo, pero sobre todo cabe destacar el tres cubano. Gracias a esta investigación sobre el tres, logra contactar y forjar una gran amistad, tras uno de los viajes de Maguey a Cuba, con Efraim Amador, uno de los pocos catedráticos cubanos que existen sobre tres cubano.

Actualmente todo este conocimiento se refleja en cada una de las pulsaciones de sus instrumentos, que han logrado que Maguey pudiera desarrollar su crecimiento musical.

Desarrolla su labor profesional en Granada, pero sus relaciones han traspasado fronteras y está en contacto con maestros de la música a nivel internacional, con los que intercambia conocimientos en acústica de instrumentos, tradición, afinaciones típicas, melodías, etc...